Esta mañana la fiscal titular de Delitos contra la administración pública y violencia institucional Julieta Villa formuló cargos a seis personas por hechos ocurridos el 15 de abril de este año.

Según la acusación fiscal alrededor de las 21:20 “se recibió un llamado en la Comisaría Tercera, donde se informaba que un grupo de simpatizantes de un club deportivo local se habían retirado del lugar sin abonar una bebida. Cuarenta minutos después volvieron a llamar a la Unidad policial, diciendo que las mismas personas estaban generando disturbios en calle Villegas entre Avenida Roca y España, y los policías se dirigieron allí. Uno de ellos intentó dialogar con los imputados y les solicitó que se retiraran. Más los hombres reaccionaron de manera agresiva, propinando insultos y agrediendo físicamente al personal policial interviniente, mediante golpes de puño, patadas, piedrazos y con los palos de las banderas del club. Producto de la situación resultaron con lesiones calificadas como leves dos uniformados. Seguido a ello, la gente comenzó a dispersarse por la zona, continuando el disturbio por calle España hasta Mariano Moreno y desde allí hasta calle Maipú y Gelonch, mientras que arrojaban piedras al personal policial y a los vehículos que se encontraban estacionados en dichas arterias. Seguidamente se solicitó colaboración a las Unidades 21° y 31° y se logró detener a ocho personas, quienes fueron trasladados a la Comisaría Tercera”, detalló Villa.

La calificación legal enunciada por la representante del Ministerio Público Fiscal para cuatro de los imputados es “resistencia a la autoridad” de acuerdo a lo previsto en el Artículo 239 y 45 del Código Penal. Mientras que otros dos deberán responder por el delito de “resistencia a la autoridad” y “lesiones leves agravadas en concurso ideal”, según los Artículos 45, 238 inc. 4, 89, 80 inc. 8° y 92 del Código Penal.

El sustento probatorio mencionado para esta etapa preliminar es el acta de procedimiento de la Comisaría 3°, el croquis ilustrativo del lugar del hecho, las entrevistas al personal policial, e imágenes de cámaras de seguridad ubicadas en la vía pública, entre otros.

Asiste a los imputados el defensor público penal Miguel Salomón quien no presentó objeción formal a la formulación.

Es así que el juez de Garantías interviniente Julio Martínez Vivot tuvo por formulados los cargos tal lo enunciado por la fiscalía.