La fiscal adjunta de la Unidad descentralizada de Choele Choel, Analía Alvarez formuló cargos en la mañana de hoy a dos hombres por un hecho ocurrido el día 6 de enero en la localidad de Río Colorado, donde un empleado policial sufrió heridas en el riñón izquierdo; por el delito de lesiones calificadas con arma blanca y encubrimiento en calidad de autor y partícipe secundario respectivamente.

Se les atribuye ambos el hecho sucedido en un sector de la pileta del Club Independiente de la localidad de Río Colorado cuando un empleado policial se encontraba de franco junto a su familia; se acercó al sector de los fogones para solicitarles a los imputados que se retiren del lugar, por solicitud de la concesionaria de la pileta dado que ambos se encontraban alcoholizados.

Como ésta no era la primera vez y siempre se los retiraba del lugar, el empleado policial se ofreció en esta ocasión para ir hablarles y requerirles se alejen. Estuvieron conversando los tres en el lugar, mientras uno de los imputados lo entretiene el otro se ubica detrás de la víctima, le coloca una de sus manos en el hombro y le asestó una puñalada por la espalda; afectando seriamente el sector del riñón izquierdo.

Luego ambos se dan a la fuga, en distintas direcciones; uno de ellos lo hizo en una motocicleta y el otro corriendo, para finalmente ser aprehendidos por personal policial.

La víctima fue intervenida quirúrgicamente por un herida de arma blanca, presentando una lesión renal donde se le extrajo el riñón izquierdo y se encuentra con pronóstico reservado.

La fiscal adjunta sostuvo dicha acusación con certificaciones médicas, entrevistas realizadas por el Cuerpo de Investigación Judicial de Choele Choel, informe del Gabinete de Criminalística,entre otros materiales probatorios. Solicitó además se imponga la prisión preventiva por el plazo de cuatro meses dado que aún resta producir otros elementos de prueba.

Los hechos relatados encuadran en los delitos de lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma blanca en calidad de autor en el caso de uno de los imputados y el otro lesiones gravísimas agravados por el uso de arma blanca en como responsable a título de partícipe secundario todo ello de acuerdo a los artículos 91,45 y 46 del Código Penal.

Los acusados fueron asistidos por las defensoras oficiales Josefina Santos y Mariangeles Fernández Bruno, quienes se manifestaron en torno a la medida cautelar solicitada.