Jueves 22 de Agosto de 2019

MINISTERIO PUBLICO FISCAL / VIEDMA
Imputación y prisión preventiva para un hombre que habría abusado de una niña

WhatsApp | Enviar por Mail | Copiar Enlace | Descargar Noticia

Los representantes del Ministerio Público Fiscal, Juan Pedro Puntel y Yanina Estela Pasarelli formularon cargos contra un hombre por los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia y por ser la víctima menor de 13 años de edad. La Jueza Itziar Soly, haciendo lugar al requerimiento de la acusación, dispuso su prisión preventiva.

Según a acusación, los hechos, tendientes a corromper la integridad sexual de la nena, se repitieron en dos oportunidades cuando ella tenía 12 años de edad y ambos compartían el domicilio en el Barrio Las flores. En los dos casos existió acceso carnal.

Como sustento de la imputación, la Fiscalía mencionó que cuenta con la denuncia de la mujer que tenía la guarda de la menor, la declaración de la niña en cámara gesell, los resultados del protocolo de abuso realizado en el Hospital Artémides Zatti y diversos informes de la Policía de Río Negro.

Restan recabar declaraciones testimoniales de personas relacionadas al grupo familiar, muchas de ellas de menores de edad.

En cuento a la situación del hombre, requirieron su prisión preventiva por el riesgo de fuga mencionando que llegaron a esta instancia luego de diversos intentos para dar con él, que había abandonado la ciudad y no se encontraba viviendo en el domicilio que había brindado en sede judicial. Recordaron en este sentido que el hombre fue finalmente detenido en el marco de un allanamiento.

Además la Fiscalía mencionó que resta producir abundante prueba y que su libertad no sólo perjudicaría dicho proceso sino además lesionaría las garantías que tiene la víctima que es menor y es mujer por lo que “debe otorgársele un plus protectivo”. “Sólo podremos salvaguardar este proceso si el imputado se mantiene privado preventivamente de su libertad”, coincidieron.

El Defensor oficial, Camilo Curi destacó en contraposición a ello que la medida cautelar no se encuentra debidamente fundada y que el inconveniente para localizar al hombre no puede serle endilgado a él, ya que no se lo había notificado debidamente de la causa sustanciada en su contra.

“Por ello, la situación de ocultamiento o fuga es inválida, constituye una mera presunción de la Fiscalía”, dijo. Además agregó, antes de proponer medidas cautelares alternativas, que el hombre puede fijar un domicilio en la ciudad y que no cuenta con medios económicos para fugarse y sostenerse; dijo también que no podían “ser valorados positivamente los elementos pertenecientes a otra causa”.

Finalmente la Jueza de Garantías Soly dispuso la prisión preventiva al destacar que “existe el peligro de fuga, el hombre no pudo precisar ante preguntas realizadas en la audiencia ni su domicilio ni en qué empresa trabaja, dejando en evidencia la falta de arraigo”. Valoró además la magistrada la expectativa de la pena que será de prisión efectiva y la dificultad para realizar las notificaciones.