Miércoles 10 de Febrero de 2021

MINISTERIO PÚBLICO DE LA DEFENSA / BARILOCHE
Otorgan la adopción de una niña de trece años a responsable de su cuidado

WhatsApp | Enviar por Mail | Copiar Enlace | Descargar Noticia

Trabajando en un centro de cuidados de niños en situación de vulnerabilidad, una mamá generó un vínculo afectivo con una de las niñas que asistía a la institución. Tras cuatro años de convivencia, amor y cuidado y con la representación de la defensa pública, la familia logró adoptar a la niña.

La mujer con el acompañamiento de sus dos hijos solicitaron la adopción, con la intención de continuar brindándole a la niña todos los cuidados y contención necesarios, especialmente teniendo en cuenta que al momento de la demanda se deterioraba su estado de salud, en referencia a sus múltiples discapacidades. Requirieron además que la adolescente porte su apellido.

El defensor público civil Facundo Barrio Martín mencionó en sus fundamentos que desde el momento en que se dictó la declaración de estado de adoptabilidad, la niña vive con la mujer en forma ininterrumpida, siendo ésta la encargada de darle todos los cuidados. En la actualidad, está cursando diversos cuadros médicos que requieren de mucha medicación y kinesiología a domicilio que afronta la mujer sola, cubriendo todos los gastos.

Valoró la magistrada en primer lugar al emitir la sentencia "el interés superior de la niña, a quien conozco desde sus primeros meses de vida y he acompañado desde mi función jurisdiccional en su permanencia durante varios años en el espacio donde se encontraba alojada, siendo testigo de sus avances a partir del cuidado y atención que allí recibiera y también del inicio del vínculo con quien hoy solicita su adopción; en dicha institución.

Agregó además que "los motivos de la solicitud de adopción, están basados no sólo en la relación que se ha creado entre el grupo familiar y la
niña, hoy adolescente, sino también en sus delicadas condiciones de salud".

Tal como figura en la sentencia "que la finalidad que consigna el artículo 594 del Código Civil y Comercial de la Nación respecto de la adopción, como una institución jurídica cuyo objeto es proteger el derecho de niños, niñas y adolescentes a vivir y desarrollarse en una familia, se encuentra sobradamente cumplida en este proceso, teniendo en cuenta la historia de vida de la niña, el vínculo que se creó y fluyó naturalmente con la mujer adoptante y su familia. El amor y dedicación brindados por cada uno de ellos, que hacen que la joven se sienta querida, contenida y cuidada como hermana y como hija, lo cual
revela la actual realidad socioafectiva de esta familia y su calidad como personas".


Miércoles 10 de Febrero de 2021
MINISTERIO PÚBLICO DE LA DEFENSA / BARILOCHE
Otorgan la adopción de una niña de trece años a responsable de su cuidado
WhatsApp | Enviar por Mail | Copiar Enlace | Descargar Noticia

Trabajando en un centro de cuidados de niños en situación de vulnerabilidad, una mamá generó un vínculo afectivo con una de las niñas que asistía a la institución. Tras cuatro años de convivencia, amor y cuidado y con la representación de la defensa pública, la familia logró adoptar a la niña.

La mujer con el acompañamiento de sus dos hijos solicitaron la adopción, con la intención de continuar brindándole a la niña todos los cuidados y contención necesarios, especialmente teniendo en cuenta que al momento de la demanda se deterioraba su estado de salud, en referencia a sus múltiples discapacidades. Requirieron además que la adolescente porte su apellido.

El defensor público civil Facundo Barrio Martín mencionó en sus fundamentos que desde el momento en que se dictó la declaración de estado de adoptabilidad, la niña vive con la mujer en forma ininterrumpida, siendo ésta la encargada de darle todos los cuidados. En la actualidad, está cursando diversos cuadros médicos que requieren de mucha medicación y kinesiología a domicilio que afronta la mujer sola, cubriendo todos los gastos.

Valoró la magistrada en primer lugar al emitir la sentencia "el interés superior de la niña, a quien conozco desde sus primeros meses de vida y he acompañado desde mi función jurisdiccional en su permanencia durante varios años en el espacio donde se encontraba alojada, siendo testigo de sus avances a partir del cuidado y atención que allí recibiera y también del inicio del vínculo con quien hoy solicita su adopción; en dicha institución.

Agregó además que "los motivos de la solicitud de adopción, están basados no sólo en la relación que se ha creado entre el grupo familiar y la
niña, hoy adolescente, sino también en sus delicadas condiciones de salud".

Tal como figura en la sentencia "que la finalidad que consigna el artículo 594 del Código Civil y Comercial de la Nación respecto de la adopción, como una institución jurídica cuyo objeto es proteger el derecho de niños, niñas y adolescentes a vivir y desarrollarse en una familia, se encuentra sobradamente cumplida en este proceso, teniendo en cuenta la historia de vida de la niña, el vínculo que se creó y fluyó naturalmente con la mujer adoptante y su familia. El amor y dedicación brindados por cada uno de ellos, que hacen que la joven se sienta querida, contenida y cuidada como hermana y como hija, lo cual
revela la actual realidad socioafectiva de esta familia y su calidad como personas".