Martes 07 de Septiembre de 2021

MINISTERIO PÚBLICO FISCAL / CIPOLLETTI
Dos imputados por robar con un arma de utilería seguirán en prisión preventiva

WhatsApp | Enviar por Mail | Copiar Enlace | Descargar Noticia

Dos jóvenes continuarán detenidos tras protagonizar dos robos utilizando armas de utilería. Permanecerán detenidos por existir riesgo de fuga.

Según indicó la fiscal del caso, el día domingo 5 de septiembre, los imputados se movilizaban en una camioneta VW Amarok que había sido sustraída en Bariloche y tenía pedido de secuestro por parte de una unidad policial de esa localidad.

Alrededor de las 19:45, se movilizaron hasta un local comercial de calle Juan Domingo Perón al 800 de Cipolletti y dos de ellos descendieron del rodado y consultaron los precios de algunas mercaderías. Instantes después, se acercaron hasta la caja registradora y empuñando un arma de utilería amedrentaron a una mujer que trabaja en el lugar exigiéndole la entrega de dinero. Además de llevarse la recaudación del día – unos $3.000 – se apoderaron de unas botellas de bebidas alcohólicas.

Cinco minutos más tarde, se dirigieron a otro local comercial e intentaron robar en un segundo comercio. Al ingresar se dirigieron al mostrador y uno de ellos gritó que se trataba de un robo, pero ante la resistencia de la víctima que se encontraba a cargo del local los hombres no pudieron concretar el atraco.

Uno de ellos golpeó violentamente en el rostro a la mujer que se encontraba en el lugar y producto de la agresión la misma perdió un diente. Posteriormente, otro sujeto la amedrentó con un arma de utilería y le dijo que “no haga nada”, para facilitar la huida en el mencionado vehículo.

La calificación legal del caso es robo agravado por la utilización de un arma de utilería. Para el segundo caso el encuadre legal es idéntico a excepción de que el mismo fue en grado de tentativa. Cabe señalar que dos de los imputados fueron detenidos minutos después de cometer los hechos mientras que un tercer hombre se dio a la fuga y no ha podido se identificado hasta el momento.

El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal del caso Eugenia Vallejos y el fiscal adjunto Guillermo Ibañez, quienes solicitaron que los imputados permanezcan detenidos en carácter de prisión preventiva. En primer lugar señaló que se daba en el caso el riesgo de fuga toda vez que los acusados no eran de la zona y no tenían arraigo.

Señaló además que se trataban de dos víctimas mujeres y que en base a las convenciones internacionales a las cuales nuestro país ha adherido es deber del Estado en su conjunto tomar medidas para su efectiva protección. Señaló que se trató de hechos violentos y que los acusados saben cual es el lugar de trabajo de las damnificadas y podrían intentar amedrentarlas para evitar el normal avance de la investigación.

Además destacó que uno de los acusados espera la fijación de una audiencia de control de acusación en una causa por una agresión contra una ex pareja en una ciudad de la Tercera Circunscripción.

La defensa oficial, representada por Silvana Ayenao y Andrea Villanueva, que asistió a los acusados en primer lugar objetó la calificación legal que también incluía la agravante del poblado y en banda. Además requirieron que los acusados recuperen la libertad sosteniendo que mantenían arraigo en la provincia, más precisamente en Bariloche.

El planteo del encuadre legal realizado por la defensa fue aceptado por la Jueza de garantías Sonia Martín, que dirigió la audiencia respecto de la calificación legal considerando que la calidad de banda prevé una superioridad numérica aprovechada para cometer el hecho y que en este caso existía una participación de uno de los detenidos pero no se configuraba esa agravante en particular porque el acusado siempre había permanecido en interior del vehículo.

Sin perjuicio de lo anterior, consideró que existía riesgo de fuga y en consecuencia dictó la prisión preventiva de los acusados. Sostuvo que circulaban en una camioneta robada, en una ciudad ubicada a más de 400 kilómetros de su supuesto domicilio y que no tenían ni familia a cargo, ni trabajo fijo. Todo lo anterior, según consideró la magistrada, “hace presumir que van a fugarse”.


Martes 07 de Septiembre de 2021
MINISTERIO PÚBLICO FISCAL / CIPOLLETTI
Dos imputados por robar con un arma de utilería seguirán en prisión preventiva
WhatsApp | Enviar por Mail | Copiar Enlace | Descargar Noticia

Dos jóvenes continuarán detenidos tras protagonizar dos robos utilizando armas de utilería. Permanecerán detenidos por existir riesgo de fuga.

Según indicó la fiscal del caso, el día domingo 5 de septiembre, los imputados se movilizaban en una camioneta VW Amarok que había sido sustraída en Bariloche y tenía pedido de secuestro por parte de una unidad policial de esa localidad.

Alrededor de las 19:45, se movilizaron hasta un local comercial de calle Juan Domingo Perón al 800 de Cipolletti y dos de ellos descendieron del rodado y consultaron los precios de algunas mercaderías. Instantes después, se acercaron hasta la caja registradora y empuñando un arma de utilería amedrentaron a una mujer que trabaja en el lugar exigiéndole la entrega de dinero. Además de llevarse la recaudación del día – unos $3.000 – se apoderaron de unas botellas de bebidas alcohólicas.

Cinco minutos más tarde, se dirigieron a otro local comercial e intentaron robar en un segundo comercio. Al ingresar se dirigieron al mostrador y uno de ellos gritó que se trataba de un robo, pero ante la resistencia de la víctima que se encontraba a cargo del local los hombres no pudieron concretar el atraco.

Uno de ellos golpeó violentamente en el rostro a la mujer que se encontraba en el lugar y producto de la agresión la misma perdió un diente. Posteriormente, otro sujeto la amedrentó con un arma de utilería y le dijo que “no haga nada”, para facilitar la huida en el mencionado vehículo.

La calificación legal del caso es robo agravado por la utilización de un arma de utilería. Para el segundo caso el encuadre legal es idéntico a excepción de que el mismo fue en grado de tentativa. Cabe señalar que dos de los imputados fueron detenidos minutos después de cometer los hechos mientras que un tercer hombre se dio a la fuga y no ha podido se identificado hasta el momento.

El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal del caso Eugenia Vallejos y el fiscal adjunto Guillermo Ibañez, quienes solicitaron que los imputados permanezcan detenidos en carácter de prisión preventiva. En primer lugar señaló que se daba en el caso el riesgo de fuga toda vez que los acusados no eran de la zona y no tenían arraigo.

Señaló además que se trataban de dos víctimas mujeres y que en base a las convenciones internacionales a las cuales nuestro país ha adherido es deber del Estado en su conjunto tomar medidas para su efectiva protección. Señaló que se trató de hechos violentos y que los acusados saben cual es el lugar de trabajo de las damnificadas y podrían intentar amedrentarlas para evitar el normal avance de la investigación.

Además destacó que uno de los acusados espera la fijación de una audiencia de control de acusación en una causa por una agresión contra una ex pareja en una ciudad de la Tercera Circunscripción.

La defensa oficial, representada por Silvana Ayenao y Andrea Villanueva, que asistió a los acusados en primer lugar objetó la calificación legal que también incluía la agravante del poblado y en banda. Además requirieron que los acusados recuperen la libertad sosteniendo que mantenían arraigo en la provincia, más precisamente en Bariloche.

El planteo del encuadre legal realizado por la defensa fue aceptado por la Jueza de garantías Sonia Martín, que dirigió la audiencia respecto de la calificación legal considerando que la calidad de banda prevé una superioridad numérica aprovechada para cometer el hecho y que en este caso existía una participación de uno de los detenidos pero no se configuraba esa agravante en particular porque el acusado siempre había permanecido en interior del vehículo.

Sin perjuicio de lo anterior, consideró que existía riesgo de fuga y en consecuencia dictó la prisión preventiva de los acusados. Sostuvo que circulaban en una camioneta robada, en una ciudad ubicada a más de 400 kilómetros de su supuesto domicilio y que no tenían ni familia a cargo, ni trabajo fijo. Todo lo anterior, según consideró la magistrada, “hace presumir que van a fugarse”.